Contexto de nuestro colegio

Todo aquello que rodea al centro, ya sea física o simbólicamente, y puede influir en los procesos de enseñanza-aprendizaje y en la educación integral del alumnado.

Quiénes somos

El colegio Sagrada Familia de Urgel de Madrid está situado en la avenida de Palomeras 88, en el distrito municipal de Puente de Vallecas, que engloba los barrios de Entrevías, San Diego, Palomeras Bajas, Portazgo y Numancia. Lleva ofreciendo su servicio educativo desde 1962 y ha contemplado y contribuido a la transformación del barrio.

Hoy, como entonces, congrega a toda la comunidad educativa, constituida por las religiosas de la Sagrada Familia de Urgel, impulsoras de esta labor apostólica; el profesorado, que hoy supera el número de 70, y que se distribuye entre maestros de Infantil, Primaria, profesores de ESO y bachillerato, así como auxiliares de conversación; alumnos, principales (aunque no únicos) destinatarios de la labor educativa que se desarrolla en el colegio; padres, y familias en general, cada vez más presentes en la vida colegial; personal de administración y servicios, que permiten, con su trabajo, que la tarea de los demás sea posible.

En la actualidad, el colegio vive instalado en un continuo dinamismo orientado por dos fuerzas que concurren al mismo tiempo. Por un lado, la creciente participación del profesorado laico en la vida y la gestión del colegio, acercándonos cada día más a una situación de auténtica corresponsabilidad. Por otro, un crecimiento continuo de la oferta que las familias reciben de nosotros, y que hace que la plantilla haya crecido curso tras curso.

La oferta que realiza nuestro colegio es de Educación Infantil, Primaria, ESO y bachillerato concertado en todos los niveles. De esta manera podemos acoger a toda la población del barrio con independencia de la capacidad económica de las familias.

El horario escolar es: para Infantil y Primaria, de 9h a 16:30h de lunes a jueves y de 9h a 12,30h los viernes. En la etapa Secundaria la jornada es continua, empezando a las 8h todos los días y acabando a las 14h o 15h según el nivel. Para 1º y 4º de ESO sólo los lunes se acaba a las 15h, para 2º y 3º los lunes, miércoles y jueves y para el bachillerato, los lunes y los miércoles.

Fuera de ese horario, nuestro centro ofrece el mayor abanico posible de actividades que complementan la labor educativa escolar. Esas actividades son los grupos AMJ, deportes, baile, gimnasia rítmica, ajedrez, idiomas, música…

Además, el colegio ofrece servicio de comedor, ampliación de horario por la mañana y servicio de Biblioteca por las tardes, para facilitar el estudio de los alumnos y la organización de las familias.


Descripción del entorno. Dónde estamos[1]

Nuestro colegio se ubica en el barrio de Palomeras Bajas, en el distrito municipal de Puente de Vallecas, en Madrid. El barrio de Palomeras Bajas tiene una población de 39.329 habitantes, y una densidad de población de 228 hab/ha. Esta cifra contrasta con los 152 hab/ha del distrito de Puente de Vallecas, y los 53 hab/ha del resto de Madrid. Por lo tanto, nuestro barrio tiene una densidad de población elevada. Cabe mencionar que hace menos de 20 años admitió una población considerablemente mayor, casi 60.000 habitantes, con una densidad de población un 36% superior a la actual.

La población total del distrito de Puente de Vallecas es de más de 227.595 habitantes. Esta población había crecido de manera continua desde el padrón de 2.000, al igual que el resto de Madrid, aunque a menor ritmo, hasta que la crisis de 2008 invirtió la tendencia. En 2015 se recuperó la tasa de crecimiento positiva, que aún sigue lejos de los valores de la primera década del siglo. A esto se añade que la ciudad de Madrid acogió nuevos barrios en esos años.

Por otra parte, la población del distrito Puente de Vallecas creció notablemente por la llegada de inmigrantes hasta el año 2.009, en el que se alcanzó más de un 20% de la población total del área. Seis años después se llegó al mínimo de la década, con un 14,1% de población extranjera respecto al total. Desde 2015 se aprecia un leve incremento de aproximadamente un punto porcentual anual. Su crecimiento fue proporcionalmente mayor que en muchos de los distritos de Madrid, fenómeno ampliable a las demás zonas de Madrid donde había vivienda disponible y a mejor precio. Hoy por hoy se ha equiparado con la media del municipio y ha pasado de ser el 2º distrito con mayor porcentaje de población extranjera al 6º lugar. Esta población solía ocupar las viviendas en que antes residía población española que se marchó a otros distritos, en especial al Ensanche de Vallecas, pero la crisis supuso un fuerte azote y disminuyó sensiblemente su proporción.

En términos absolutos, la población inmigrante aumentó de las 2.576 personas que había en 1996 hasta las 45.839 en 2007, se redujo hasta los 33.129 a final del 2015 y está experimentando un leve incremento en la actualidad (34.139 a 1 de enero de 2017).

La evolución demográfica mantiene una acelerada reducción de la población joven, muy por encima de la de la población mayor de 64 años. En los últimos años se ha acercado a las tasas medias de la ciudad al tener un menor impacto el éxodo de la población de zonas centrales a la periferia.

El número de personas sin educación básica disminuyó de un 45’78% en 1986 a un 9’88% en 2011. Aun así, sigue siendo el distrito que presenta mayor número de analfabetos y de personas sin estudios de todo el municipio. Sólo hay un distrito madrileño en el que se dé una menor proporción de universitarios que en Puente de Vallecas.

La renta media familiar disponible era en 1996 una de las más bajas del municipio y así se mantiene dos décadas después. Esto no quita para afirmar que la calidad de vida haya mejorado notablemente, según las asociaciones de vecinos.

El tamaño medio de los hogares ha descendido como consecuencia del menor número de hijos y el aumento de hogares unipersonales. Pese a ello, el número de viviendas de 30m2 o menos se ha reducido a un tercio (1.065 en total) en el plazo de 10 años. El número medio de miembros por hogar ha disminuido hasta 2,54 personas por hogar en 2011.

El precio tradicionalmente más asequible de la vivienda hizo que hubiera mayor proporción de jóvenes en Puente de Vallecas que en el conjunto de la ciudad de Madrid. Hoy por hoy, sin embargo, el envejecimiento general de la población y el elevado número de parados en el distrito han contrarrestado esta dinámica. Por ello, podemos prever un mantenimiento o leve disminución del número de niños y jóvenes para los próximos años.

Finalmente, y aunque las diferencias se han ido reduciendo con el paso de los años, los indicadores sociolaborales y económicos siguen situando nuestro distrito por debajo de la media de Madrid. Esta situación se ha complicado con la crisis económica de 2.008, especialmente en el sector de la construcción, y la recuperación está resultando muy lenta.



[1] Los datos utilizados para este análisis proceden del padrón municipal, de la publicación “La ciudad de Madrid en cifras” (Ayto. de Madrid, 2016), del INE (censo de 2011) y del Portal Estadístico de la Ciudad de Madrid (http://portalestadistico.com/municipioencifras/default.aspx?pn=madrid&pc=ZTV21&idp=14&idpl=1306&idioma=)